Carrito

La importancia de tener un buen descanso es muy importante. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no dormir lo suficiente es un problema de salud. Por ello es importante, tener en cuenta la postura en la que descansamos tanto en sofás como en nuestro colchón.

Postura correcta en el sofá

El lugar dónde descansamos después de nuestra jornada laboral es el sofá. Que bien llegar a casa y que gusto sentarse por fin. Sin embargo, tienes que tener en cuenta varios factores para que el descanso sea satisfactorio:

  • Mejor si estás sentado: La mayoría de sofás, no todos, están diseñados para estar sentado, no tumbado. Si eres de los que necesita echar una cabezada y tu sitio predilecto es el sofá lo primordial para tener en cuenta es el uso de cojines en cabeza, cuello y/o rodillas, para aliviar las diferentes articulaciones.
  • Pies firmes en el suelo. Tener los pies asentados en el suelo es importante. Si en tu sofá no te llegan los pies al suelo estás tensionando los músculos de las piernas y puedo llegar a generar dolor. Esto además propicia que no se sobrecargue la zona lumbar.
  • Protección de la zona lumbar. Es una zona que soporta mucha tensión cuando estamos sentados. Una buena opción es tener un cojín, lo más delgado posible para cubrir el hueco entre la zona lumbar y el sofá, para descargar la zona. Si agregamos muchos cojines en esa zona empezaremos cargar las cervicales. Apoya bien la pelvis en el asiento.
  • Protege tu cadera. Las rodillas deben estar a la altura de las caderas o algo más altas. Es importante alinear rodillas y caderas, ya que, de otra forma, la pelvis y la cadera sufren mucho.
  • Alinea la columna vertebral. La columna debe tener una posición neutra, recta. El objetivo es repartir bien el peso en todas las partes del cuerpo y que la espalda conserve su curvatura natural. En este sentido, es importante que el sofá esté adaptado a tu altura.
  • Cuidado con el cuello. Para evitar el resentimiento de la zona cervical, la cabeza tiene que apoyarse bien en el respaldo y mantener la alineación con el resto de la espalda y la columna vertebral.

Posturas correctas para dormir

Hemos recopilado las posturas más usadas para dormir y las hemos ordenado de menos recomendable a más recomendable. A veces cuesta acostumbrarse a adoptar una postura correcta, pero lo notaremos en nuestro día a día. Aquí tenemos las formas de dormir en nuestro colchón.

  • Boca abajo. Nada recomendable. Los músculos de la zona cervical están sometidos a una torsión durante muchas horas. Esto no solo crea dolor en el cuello, toda la espalda se ve repercutida de esta mala costumbre.
  • Posición fetal. La posición fetal es una de las más cómodas para mucha gente, pero hemos de tener en cuenta que la columna vertebral no presenta la alineación correcta.
  • Boca arriba. Decúbito supino. La mejor postura para aliviar dolores de espalda. La columna vertebral reposa sin ningún esfuerzo ni sobrecarga. Se recomienda, en este caso, el uso de una almohada fina, para mantener alineada la cabeza, el cuello y la espalda. Sin embargo, todo el mundo tiene una distancia diferente entre el cuello y los hombros. Para evitar el sobresfuerzo de esos músculos y articulaciones lo mejor es usar una almohada viscoelástica que absorbe la presión que cada uno ejerce con su cabeza. Al no apoyarse la cara en la almohada evita la formación de arrugas. No es la mejor posición para problemas con apnea del sueño, ya que como comentamos en artículos anteriores la lengua obstruye el paso del aire hacia la laringe.
  • De lado. Es una buena posición ya que la columna vertebral no sufre. Recomendada para problemas de salud como el reflujo gástrico o la deficiencia respiratoria. Sin embargo, sobrecargamos mucho los músculos de las extremidades superiores e inferiores ya que el peso recae y se concentra en esas partes del cuerpo. Para evitar que la columna se nos desplace más hacia un costado que hacia otro, la mejor opción es apoyar la rodilla que no está tocando el colchón con el tobillo. Así evitaremos también forzar demasiado la cadera.