Carrito

El descanso es muy importante para los niños. Les ayuda a desarrollarse plenamente a nivel físico y mental. En este artículo os damos unas pautas para fomentar el descanso infantil y tomar conciencia de su importancia. Y, si has de comprar un colchón para niños te decimos lo que tienes que tener en cuenta antes de comprarlo y escoger el que mejor se adapte a ellos.

Porqué es importante el descanso infantil

Según un estudio de la American Academy of Sleep Medicine los niños necesitan dormir diferentes horas al día dependiendo de la edad. La Asociación Española de Pediatría, por su parte, avala estas horas, pero recuerda que cada niño es diferente y lo importante es que estén descansados independientemente de unas horas preestablecidas. Podemos entenderlo mediante la siguiente tabla:

  • Entre 4 y 12 meses: 12 a 16 horas de sueño (incluyendo siestas).
  • Entre 1 y 2 años: 11 a 14 horas de sueño (incluyendo siestas).
  • Entre 3 y 5 años: 10 a 13 horas de sueño (incluyendo siestas).
  • Entre 6 y 12 años: 9 a 12 horas de sueño.

Sin embargo, no es fácil que los niños quieran irse a la cama, todos lo sabemos. Chester Dreams os proponemos las siguientes pautas que os ayudarán a que los más pequeños de la casa descansen de forma adecuada:

  • Alimentación: Es importante controlar la digestión de alimentos para que no interrumpa su descanso. Por un lado, es importante llevar una dieta adecuada y no comer de forma pesada por la noche. Por otro lado, hay que tener en cuenta que los niños no puedan tomar estimulantes en exceso. Deben evitar los alimentos con cafeína, pero también los que son altamente calóricos.
  • Buen ambiente: Antes de irse a dormir los niños deben estar en un ambiente relajante que propicie el sueño. Asimismo, es importante que no jueguen a videojuegos o miren la televisión antes de dormir ya que despierta de forma intensa su atención.
  • Rutina: Tan importante como lo que hemos comentado hasta ahora es que tengan una rutina de sueño, es decir, irse a dormir y despertarse a la misma hora cada día. El cuerpo, como el de los adultos, se adapta ese horario.
  • La cama, un lugar dónde relajarse: La cama no es un sitio dónde jugar, es el sitio dónde se va a dormir, a relajarse y a descansar. Lo ampliaremos a continuación, pero debemos tener en cuenta que el colchón debe estar adaptado a cada niño.

El colchón infantil perfecto

El colchón debe estar adaptado a las necesidades del niño. Es esencial para su descanso, los adultos notamos la diferencia entre descansar en un tipo de colchón u otro y ellos también.

En primer lugar, debemos tener en cuenta la altura del infante, no puede ser pequeño, deben tener el espacio correcto para que puedan moverse durante la noche. También debe estar adaptado al peso del niño, el colchón infantil no debe hundirse.

El colchón infantil debe ser antiácaros para evitar posibles alérgenos y debe ser adaptable para cada época del año. Así evitaremos que tengan frío o calor.

Por último, teniendo en cuenta los consejos que os hemos proporcionado, los niños han de tener ganas de ir a la cama a descansar, verlo como algo que les hará sentir mejor y recuperarse.

En Chester Dreams os animamos a contactarnos para informaros de forma personalizada de los colchones y otros elementos como sofás infantiles que favorezcan el descanso de los más pequeños.