Carrito

Elegir un buen colchón nos puede cambiar la vida, por eso el proceso de elección no siempre es sencillo. Contar con un colchón de calidad que se adapte a nuestras necesidades físicas, no solo mejorará nuestro descanso, sino que también nos prevendrá de posibles afectaciones físicas en el futuro. En Chester Dreams queremos que nuestros clientes tengan toda la información necesaria para elegir el colchón que mejor se adaptea ellos. Por eso, en este artículo te ayudamos a definir tu elección en base a 10 elementos centrales.

La materia prima

Como casi siempre que nos disponemos a adquirir un producto que necesitamos, los materiales con los que está elaborado son centrales para determinar su calidad. Hoy en día en el mercado encontramos colchones elaborados con distintos materiales. La espuma, los viscoelásticos, el látex y los muelles son los más utilizados. En primer lugar, cabe destacar que la materia prima por sí sola no determinará si el colchón es bueno o malo. En este artículo profundizamos más sobre las características de cada material, y cómo elegir el que mejor se adaptará a nuestro colchón.

¿Duermes solo o acompañado?

Aunque parezca un elemento sin importancia, determinar el tipo de colchón en función de si duermes solo o acompañado es más importante de lo que parece. Dormir solo o acompañado no solo determinará la medida del colchón, sino que hay otros elementos a tener en cuenta. En el caso de dormir solos, una cama individual nos puede servir. Sin embargo, deberemos asegurarnos que el colchón es lo suficiente grande, tanto a lo ancho como a lo largo, para que no nos acostumbremos a adoptar malas posturas a la hora dormir. En el caso de dormir en pareja, es importante elegir un colchón que tenga buena independencia de lechos, para que cada uno tenga su propio espacio. Para ello, será interesante escoger un colchón viscoelástico. En el caso de que sea de muelles nos tendremos que asegurar que cuente con muelles ensacados con una capa de más de 4 centímetros.

Un colchón adaptado a tu complexión

Nuestra complexión también determinará qué tipo de colchón elegir para que se adapte mejor a nosotros. Respecto a la altura, es imprescindible que el colchón mida entre 10 y 20 centímetros más que nosotros. De esta forma el tamaño del colchón no determinará nuestra forma de dormir.

Por otro lado, nuestro peso también determinará la firmeza del colchón. Una persona de poco peso no se adaptará bien a un colchón excesivamente duro. En occidente estamos acostumbrados a colchones blandos, pero que sea blando no es sinónimo de comodidad. Así, una persona con mayor peso requerirá de mayor firmeza en su colchón. En este sentido, si estamos acostumbrados a dormir en un colchón con una firmeza determinada, recomendamos probarlo con anterioridad. ¡En nuestra tienda de Mataró te dejaremos probar todo tipo de colchón hasta que des con la tecla!

La adaptabilidad del colchón

Hay personas que necesitan que el colchón se les adapte perfectamente para poder encontrar la postura idónea y descansar. En este sentido, a la hora de elegir un colchón debemos tener en cuenta su grado de adaptabilidad. Y en este campo el colchón viscoelástico es el gran ganador. Los colchones viscoelásticos tienen la capacidad de generar el efecto huella. De esta forma, se adaptan perfectamente a la fisonomía del cuerpo. Si apreciamos la adaptabilidad, la elección será clara.

La transpirabilidad, un elemento fundamental

Por último, no debemos olvidar la capacidad de transpirar del colchón. Un colchón transpirable será capaz de evitar un recalentamiento del mismo cuando dormimos en él, sobre todo en verano. En este sentido, tanto los colchones de muelles ensacados como los viscoelásticos presentan buenas condiciones de transpiración. En cambio, el látex es un material poco recomendable para los calurosos.

Una vez determinados las preferencias en estos 5 elementos elegir un colchón resultará una tarea más fácil de lo que parecía. En Chester Dreams estaremos encantados de asesorarte y resolver todas las dudas que puedan surgir en el proceso de elección de un colchón.